LaMarcus Aldridge es el quinto “chico malo” de Brooklyn

El jugador arregló salir de los Spurs de San Antonio para llegar al quinteto de los Nets y convertirse en el equipo favorito para ganar el anillo.

No hay otra franquicia que genere mayor atención en la actualidad que no sean los Brooklyn Nets en el mundo NBA. Resulta que llevar a tres jugadores top era bastante, contratar un cuarto fue increíble, pero fichar un quinto es “abusivo” en idioma de baloncesto. Este quinto jugador se trata de LaMarcus Aldridge.

El centro de los Nets hizo un “buyout” con su anterior equipo. Es decir, devolver parte del dinero del contrato que tenía para poder salir de forma libre y buscar un nuevo rumbo. Su rumbo y avión lo llevó a hacer quinteto con Kyrie Irving, Kevin Durant, James Harden, y Blake Griffin, este último llegó hace un par de semanas cuando salió de los Detroit Pistons.

Todos los faroles apuntan a esta ciudad de “cinco chicos malos” que buscan el anillo, y quitar de la cima a Los Ángeles Lakers. En definitiva, son los principales candidatos para llegar al menos a unas finales. El nuevo integrante del “Big 5” tiene 35 años, pero con mucho potencial todavía.

Según sus últimas estadísticas promedió 13,7 puntos, 4,5 rebotes, 1,7 asistencias, un 46% de campo y un 36% en triples durante 21 partidos con los San Antonio Spurs, jugando 25,9. Además tiene 19 mil 887 puntos en su carrera, la cuarta mayor cantidad entre los jugadores activos sin título.

El jugador de la pintura también titubeó con Miami Heat. El subcampeón de la NBA andaba tras su fichaje, pero finalmente fueron los “chicos malos” de Brooklyn quienes se quedaron con el jugador franquicia. Definitivamente mucha dinamita en un solo equipo.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *