Los Buccaneers son los amos y dueños del Super Bowl

Tom Brady volvió a demostrar ser el mejor mariscal de campo de la historia y llevó a los bucaneros de Tampa Bay a quedarse con el Super Tazón en su propia casa.

En su primer año como mariscal de campo de los Buccaneers, Tom Brady, fue nombrado el jugador más valioso (MVP) del Super Bowl LV y encaminó a los Buccaneers de Tampa Bay a que se coronaran campeones del fútbol americano. Con 43 años se convirtió en el personaje con más años del deporte norteamericano en ganar un título en su carrera.

Buccaneers derrotaron 31-9 a los Kansas City Chiefs impulsado por el veterano todo el tiempo. Solo el exmariscal de campo Peyton Manning había ganado dos Super Bowl con dos franquicias. Ya hablando del juego el duelo quedó sentenciado desde la primera mitad. Esto producto de un parcial de 21-3 después que Brady y el ala Rob Gronkowski, se combinaran en dos pases seguidos, y llevarán el ovoide a la zona de anotación.

Los Chiefs lideraron 3-0 temprano pero estuvieron tambaleando con problemas en todo momento. No lograron poner en orden sus líneas, y el equipo que tuvo frente a ellos lució bien entonado durante todos los periodos. Las yardas totales fueron 340 para Bucs y 350 para Chiefs, los primeros downs 26 para Bucs y 22 para Chiefs.

Las penalizaciones llegaron 4 y 39 yardas para Bucs y 11 y 120 yardas para Chiefs con las intercepciones quedaron ninguna para Bucs y dos para Chiefs. Brady logró su séptimo anillo de campeonato dejando en la pizarra 31-9 el marcador final. Además fue autor para que los locales se coronaran en casa con el título.

Se convirtió en la única persona en conquistar títulos de la NFL en tres décadas diferentes, según las estadísticas, y adjuntando haber sido el jugador más valioso de la final en cinco ocasiones. Los Buccaneers son los nuevos monarcas del fútbol americano en los Estados Unidos.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *