Cinco errores de El Salvador ante México

En LASN analizamos la actuación del colectivo salvadoreño ante la derrota sufrida la noche del miércoles en el estadio Cuscatlán frente al cuadro azteca. 

Más allá de las lesiones, y bajas por sanción, la redacción de LASN ha enumerado cinco errores que tuvo la selección de El Salvador dirigida por Hugo Pérez frente al “Tri” mexicano. Los nacionales cayeron 2-0 con casa llena, y consideramos que si hubiesen hecho un trabajo más acorde a los mejores partidos que han jugado hasta otro resultado pudo ser. 

1-Abuso del pelotazo: mientras los jugadores o el sistema no comprendan que jugar al pelotazo nos hace daño, no vamos a mejorar. Si algo hicimos bien frente a Estados Unidos y hasta contra Panamá, a pesar de la lluvia, fue poner la pelota al suelo, y comenzar a tocar. Ese es el juego de la selecta, es decir ponerla al suelo. El equipo abusó de los pelotazos de los centrales y de Álex Larín. La mayoría fueron pelotas a la nada o jugadas perdidas. Ese no es el camino. 

2-El Salvador no tuvo idea ofensiva: al jugar mucho al pelotazo eso no abonó que el equipo tuviera triangulaciones, paredes o ideas y jugadas que en otros partidos hicieron. Llegar por la banda, e intentar desbordes, jugadas pensadas como el gol contra Costa Rica. La lejanía entre las líneas no contribuyó para que hubiese un ataque en bloque. En muchas ocasiones los jugadores ofensivos pidieron acompañamiento en ataque. Eso no lo hubo. Tanto que un disparo de Larín fue el más peligroso para la portería mexicana.  

3-Deficientes en el juego aéreo: México nos enseñó que por arriba estamos muy mal. De hecho, el primer gol llegó de cabeza cuando en el tiro de esquina marcaron mal. Antes del gol, siempre en un tiro de esquina, ya un mexicano había llegado solo a rematar, y nos salvamos del gol. Todas las pelotas que enviamos buscando a nuestros mejores hombres en ataque fueron ganadas arriba por la visita. Los tiros libres al área y de esquina nos pusieron a temblar. Se tendrá que trabajar más en ese aspecto. 

4-El banquillo aporta poco o nada: otro gran problema es que cuando Hugo Pérez quiere hacer movimientos el equipo se cae. Se cae porque a muchos les pesa la camiseta o no tienen el roce internacional con la selección. Irónicamente, algunos de los legionarios que guardan su turno en la banca. Esa inexperiencia en el equipo también le resta al combinado nacional. Todos están de acuerdo que es un proceso para el mundial de 2026, pero eso no evita que se les exija más entrega y mejor fútbol porque vienen de afuera.  

5-Errores en la alineación titular: Hugo Pérez se equivocó con unos jugadores. El central titular tuvo que ser Lizandro Claros, y lo demostró cuando ingresó por el expulsado Jacobo. Es cierto que no estaban jugando con los centrales habituales, pero hasta la prensa deportiva ubicaba a Claros en la titular. También cometió el error con Isaac Portillo. Es una realidad que suplir a Narciso Orellana es muy complicado, pero hubiese apostado por algún tridente defensivo con Álex Roldán, Darwin Cerén, y Marvin Monterroza porque tienen más rodaje, y ya jugaron juntos. A Portillo le pasó factura el Cuscatlán. El partido era contra México, y no contra alguna isla. En el frente del ataque Walmer Martínez estaba pidiendo una oportunidad por las ganas con las que entra cada vez que tiene cinco, diez o 30 minutos para jugar. Tal vez probar con Joshua Pérez o con Amando Moreno, es decir algo diferente para obtener un resultado distinto.  

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *