Naomi Osaka se quedó con la corona del US Open 2020

La japonesa Naomi Osaka se consagró en el US Open tras vencer en la final a la bielorrusa Victoria Azarenka.

Claudio Gonzalez
Claudio Gonzalez

Aunque su carrera apenas acaba de comenzar, Naomi Osaka (9° del ranking) tiene muy claro que su poder de influencia va mas allá de los límites de una raqueta. Cuando los jugadores de la NBA alzaron su voz para hacerse escuchar contra la represión policial hacia los afroamericanos y la desigualdad racial, la tenista nipona también se plantó fuerte. Y durante el curso del US Open 2020, acudió a la creatividad para expresar su mensaje: Salió con un barbijo con la inscripción de una víctima morena diferente cada vez que tuvo que pisar la cancha.

En la final, frente a la bielorrusa Victoria Azarenka (27°), decidió homenajear a Tamir Rice, un niño de 12 años asesinado por un policía en 2014. Sin olvidarse de su ferviente lucha con el racismo y la desigualdad social, la talentosa jugadora jugó una nueva definición de Grand Slam desplegando un tenis de alto vuelo: fue victoria 1-6, 6-3 y 6-3 para levantar su tercer título de Gran Slam en misma cantidad de finales.

Recordemos que Naomi había vivido su primer momento de gloria en Nueva York en 2018, día que fue silbada por el público por derrotar a la local Serena Williams, y alcanzó su segundo trofeo en el Abierto de Australia 2019 frente a la checa Petra Kvitova. Volviendo a su último match, el inicio de la japonesa estuvo lejos de su mejor nivel. Acumuló 13 errores no forzados y vio al set inicial escaparse en menos de 30 minutos. “No quería perder en menos de una hora”, comentó la asiática tras el partido.

Y fue esa garra y deseo de pelea la que la hizo levantarse de la lona. Estuvo 0-2 y 30-40 en el segundo parcial, pero logró reaccionar a tiempo para llevárselo por 6-3. Ya en la tercera manga afiló su letal espada para ponerse rápidamente 4-1 y encaminar el triunfo. Sin embargo, Azarenka, otra luchadora que regresó a una final de Grand Slam después de haber sido madre, no se dio por vencida fácilmente. Pudo recuperar el quiebre de diferencia, aunque sus esperanzas fueron despedazadas ante una Osaka que nunca perdió su contentración.

Así las cosas, la tenista japonesa levantó su tercer trofeo de Grand Slam con apenas 22 años y se perfila para alcanzar lo más alto del ranking ATP en el futuro cercano.

Twitter: https://twitter.com/LasnNetwork
Instagram: https://www.instagram.com/lasn.network/

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *